Problemas para cobrar seguro de vida

problemas para cobrar seguro de vida

A la hora de llevar a cabo la contratación del seguro hay que tener siempre en cuenta dos factores fundamentales, leer bien la letra pequeña y no quedarse con ningún tipo de duda. Un seguro es un contrato que tiene una gran cantidad de clausulas que son importantes de conocer para luego no llevarse a engaño más adelante y no tener problemas a la hora de cobrar la indemnización del seguro de vida.

Rechazo del pago de la indemnización seguro

En este artículo vamos a ver algunos de los problemas para cobrar seguro de vida más habituales, principalmente para que puedas evitarlos de cara al futuro. No olvides nunca tener claro todos los aspectos de tu seguro y preguntar a tu compañía lo que no sepas. De esta forma podrás tener presente si hay algunas exclusiones seguro de vida que te impidan cobrarlo.

Cuando no se paga la prima

Este es uno de los problemas más habituales que genera el rechazo indemnización seguro, el no pagar la prima. Es evidente que, si no se paga la prima del seguro, difícilmente se puede tener derecho a una indemnización. Sin embargo, el problema del impago de la prima no siempre es culpa del cliente.

En algunos casos es la propia aseguradora la que se olvida pasar el pago del seguro al propio cliente y, más adelante, negarle la indemnización por esto. Estos errores de la propia entidad se pueden reclamar, por lo que te recomendamos que te pongas en manos de un abogado si esto te ha pasado.

Sin embargo, para evitar este tipo de situaciones te recomendamos que compruebes siempre que el pago de la prima se ha llevado a cabo.

Cuando no se respeta el plazo

A la hora de cobrar el seguro de vida existe un plazo de 7 días para comunicar el fallecimiento después de que se sepa la muerte.

Este aspecto es fundamental, ya que estamos hablando del momento en el que la muerte se conoce y no del momento en el que se ha producido. Esto está estipulado en el artículo 16 de la Ley de Contrato de seguro.

A pesar de que se traten de unos días dolorosos tienes que gestionar con velocidad el propio seguro para no tener problemas en adelante con el cobro.

Ten en cuenta, que si no eras consciente de ser el beneficiario y lo justificas, tendrás un plazo mayor. De hecho, el Registro de Seguros de Vida, guarda la documentación de la póliza durante 5 años tras el fallecimiento, como el certificado de seguros por cobertura de fallecimiento, para que estos no se queden sin ser cobrados.

Cuando existe mala voluntad por parte del asegurado o el beneficiario

Aquí nos podemos encontrar con una gran variedad de supuestos. Siempre que se pueda considerar que se ha estafado al seguro o que se ha actuado con mala voluntad, este no llevará a cabo el pago de la indemnización.

  • Cuando el beneficiario acaba con la vida del asegurado para cobrar el seguro.
  • Si el asegurado fallece realizando actividades ilegales, como puede ser conducir borracho.
  • Cuando el asegurado fallece por alguna de las exclusiones que se marcan en el contrato como tal.

Ocultar enfermedades

Otro de los problemas más habituales se produce a la hora de ocultar enfermedades. Si la persona fallece por una enfermedad previa que no se había declarado en el cuestionario de salud, el seguro se puede negar a pagar.

Si no se tenía conocimiento de dicha enfermedad tocará demostrarlo para poder reclamar al seguro la indemnización pertinente.

Deportes peligrosos o suicidio

Muchas pólizas de seguro de vida excluyen a determinados trabajos y deportes para solicitar la indemnización. Es importante tener en cuenta si esto está reflejado o no en el seguro ya que no todos los contemplan.

Por último, el suicidio tendrá un periodo de carencia, habitualmente de un año, como marca la Ley del Contrato de Seguro. Este periodo de carencia se establece para que nadie contrate un seguro de vida y se quite la vida al poco tiempo.

 

En conclusión, hay diferentes situaciones que podrían significar un problema a la hora de cobrar la indemnización del seguro de vida. Por eso, es importante siempre tener en cuenta todas las cláusulas de la póliza y no intentar mentir a la compañía de seguros.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.