Seguros de vida e incapacidad permanente ¿en qué consisten?

En el artículo actual vamos a hablar sobre el seguro de vida y sobre seguros de incapacidad permanente total o parcial. Antes de nada explicaremos qué es un seguro de vida y qué son las incapacidades y sus tipos.

Qué es un seguro de vida

Los seguros de vida son pólizas que se contratan con la intención de garantizar un determinado capital si el asegurado fallece.

¿Qué relación existe entre las pólizas de seguros de vida y la incapacidad permanente?

En las pólizas de seguros de vida, tendremos incluida la garantía básica que es la que acabamos de explicar, pero también se pueden contratar otras garantías como las de incapacidad, tanto temporal como permanente.

Entonces, ¿se puede cobrar de un seguro de vida por incapacidad permanente? La respuesta es , se podrá cobrar en caso de incapacidad permanente siempre y cuando se tenga incluida esa cobertura opcional en el seguro de vida. Más adelante hablaremos de cómo cobrar la indemnización.

Qué es la incapacidad permanente

La incapacidad permanente se puede definir como la situación en la que se encuentra un trabajador, que tras realizar un tratamiento médico indicado y supervisado por un médico y después de haber sido dado de alta, continúa manteniendo una disminución notable de las funcionalidades (que previsiblemente serán definitivas) que reducirán su capacidad laboral.

¿Se puede asegurar una incapacidad permanente?

Lo cierto es que sí. Podemos contratar seguros de vida o seguros de accidentes a través de los que incorporar una garantía opcional para garantizar un capital o renta en caso de llegar a la situación de invalidez permanente.

Como hemos comentado, lo podemos asegurar a través de pólizas de seguros de vida o de seguros de accidentes. ¿Qué diferencia habrá de cara al seguro de incapacidad permanente? La diferencia es el origen de dicha incapacidad.

  • Si contratamos un seguro de accidentes, solo tendremos cubierta la incapacidad permanente en el caso de que la invalidez se haya originado por un accidente.
  • Sin embargo, si tenemos un seguro de vida con garantía de incapacidad permanente, podremos cobrar del seguro también en el caso de que el origen de dicha incapacidad sea una enfermedad (además de un accidente).

Como es lógico el seguro de vida con esta cobertura es más caro que el de accidentes (con esta cobertura también, a igualdad de capitales y de otras características).

Tipos o clases de incapacidad permanente

Por un lado, los diferenciaremos entre incapacidad temporal y permanente. En el artículo actual estamos hablando de incapacidad permanente, que es aquella en la que se presupone que la disminución de las funcionalidades no se van a solucionar.

La incapacidad temporal, por su lado, será aquella en la que hay una estimación de plazos de recuperación.

En función del grado de incapacidad, podemos diferenciar entre las siguientes.

    • I.P. parcial
    • I.P. total
    • I.P. total cualificada
    • I.P. absoluta
    • Gran invalidez

Cómo cobrar un seguro de vida por incapacidad permanente

Si se nos ha declarado la incapacidad permanente, debemos consultar nuestra póliza para verificar si tenemos alguna garantía para alguna incapacidad permanente. Además debemos comprobar que la garantía que tenemos incluye el tipo de incapacidad que se nos ha reconocido, ya que acabamos de ver que existen diferentes grados.

Debemos comunicar a la asegurada la declaración de la incapacidad, acompañaremos el certificado de incapacidad con la póliza, documentos de identificación personal y, según el caso, la documentación que la compañía nos solicite.

Desde el momento en que la compañía reciba la documentación que nos ha solicitado, deberíamos cobrar del seguro de vida por la incapacidad permanente, como máximo, en un plazo de 40 días.

Esperamos haber resumido de forma sencilla lo que necesitas saber sobre los seguros de vida que cubren la incapacidad permanente.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *