¿Qué es un seguro de vida?

que es un seguro de vida

Un seguro de vida paga una cantidad de dinero a la persona designada en el contrato en caso de fallecimiento del asegurado.

Se utiliza mucho en hipotecas para cancelar esta en caso de fallecimiento del propietario de la vivienda, también para asegurar los ingresos económicos familiares o en algunos convenios colectivos de las empresas.

Se elige una cantidad de dinero en función del valor de la vivienda o de los ingresos del asegurado que permita a la familia continuar con el nivel de vida después del fallecimiento del asegurado. Este será el capital asegurado.

Dependiendo del tipo de seguro, el capital se puede percibir en caso de fallecimiento del asegurado, o en caso de invalidez absoluta y permanente.

Las personas que perciben el dinero son normalmente los herederos legales, salvo que se especifique lo contrario en el seguro de vida y se ponga una persona específicamente.

El precio del seguro de vida, depende en estos momentos de la edad del asegurado, el sexo y el capital a contratar, aunque desde el 1 de enero del 2013 ya no podrá depender del sexo y los precios serán iguales para hombres y mujeres

Las diferencias de precios entre compañías aseguradoras de vida y otras son muy grandes, se puede obtener una comparativa de precios entre las principales compañías de seguros.

¿Quién debe contratar un seguro de vida?

En mi opinión todas aquellas personas cuyo fallecimiento inesperado puede suponer una merma de ingresos a su unidad familiar deberían de tener un seguro de vida. Nunca sabemos lo que va a pasar y asegurar el futuro de nuestros hijos es fundamental ya que por muy poco dinero se puede conseguir un seguro de vida.

También los bancos obligan siempre a la contratación de un seguro de vida cuando se compra una vivienda mediante una hipoteca. En estos casos el beneficiario es el propio banco en caso de fallecimiento del asegurado. Los seguros de vida que ofrecen los bancos suelen ser muy caros, nos obligan a su contratación a cambio de darnos el crédito hipotecario. Una vez que pasa el primer año se pueden cancelar y buscar uno mas barato. Algunos bancos nos pueden obligar a poner al banco como beneficiario en caso de fallecimiento.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.